El apareamiento de las tortugas de tierra

    tortugas apareandose

    Las tortugas de tierra son animales tranquilos pero en cuanto hablamos sobre su apareamiento podemos decir que es uno de los más salvajes del reino animal, aunque varía un poco en cada especie. Durante la reproducción la hembra es sometida a un gran sufrimiento por parte del macho ya que la corteja mediante el dolor.

    Por lo general los machos llaman la atención de la hembra mordiendo sus patas con sus poderosas mandíbulas. Durante la cópula, después de captar la atención de la hembra, los machos golpean fuertemente y de forma insistente y reitera su caparazón contra la hembra. En especies terrestres concretamente el roce es más violento que es las especies de agua.

    Dado el sufrimiento que soportan las hembras han desarrollado la habilidad de mantener el semen del macho activo durante unos tres años. De esta forma pueden poner huevos fértiles durante este periodo para evitar aparearse de nuevo y experimentar ese sufrimiento otra vez. Las tortugas domesticas suelen alcanzar la edad de madurez sexual sobre los 7 años.

    Después de la inseminación de la hembra ella carga con los huevos algunos días hasta que encuentra algún lugar para depositarlos. Los deposita en agujeros que cavan con sus patas traseras, así que si el terreno es duro y no puede cavar el agujero puede aumentar el periodo de retención perjudicando la salud de la hembra.

    Cada vez que la hembra pone huevos pone entre 5 y 7 huevos por periodo fértil. Lo que es sino imposible, muy difícil de determinar es cuando eclosionarán los huevos y nacerán los bebes tortugas, ya que esto depende de la temperatura del suelo y la cantidad de luz recibida. También existen incubadoras de huevos de tortuga que ayudan a que las pequeñas tortugas nazcan con éxito.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *