Tortuga leopardo (Stigmochelys pardalis)

    Tortuga leopardo

    En este artículo vamos a hablar de una de las tortugas leopardo, una especies de tortugas de tierra más grandes del mundo, concretamente es la cuarta tortuga más grande que podemos encontrarnos. El nombre científico de esta tortuga es es Stigmochely’s pardalis y pertenece a la familia Testudinidae. 

    Podemos encontrar a la tortuga leopardo en las sabanas africanas, por el contrario no podemos encontrar muchas en América o en Europa a no ser que las adoptemos como mascotas. 

    Características distintivas 

    Estás tortugas destacan por ser una especie herbívora así que las podemos encontrar en áreas semiáridas cómo pueden ser los matorrales o pastizales. Como ya hemos comentado estas tortugas tienen un gran tamaño por lo que pueden crecer hasta los 70 cm de largo y llegar a pesar mas de 40 kg. 

    Su caparazón le sirve para proteger su débil cuerpo, aunque podemos destacar que a diferencia de otras tortugas gigantes estás pueden meter todo el cuerpo dentro del caparazón con el fin de protegerse. De esta forma cuándo sufren un ataque se meten dentro de su caparazón para no dejar ninguna parte de su cuerpo vulnerable. 

    Está tortuga normalmente es un animal solitario que suele pasar mucho tiempo en los pastizales. 

    También tenemos que mencionar la forma de su pico, ya que gracias a esta puede pastar mucho mejor. Este pico tiene una forma aguda que sirve como si fueran unas tijeras para podar la hierba. 

    Estás tortugas pueden llegar a vivir 100 años perfectamente o incluso superarlos aunque, los hábitos de esta especie no difieren mucho de los de otras tortugas. 

    Cuidados de la tortuga leopardo 

    Muchas personas deciden adoptar una tortuga leopardo, pero antes de hacerlo tenemos que conocer cuáles son sus necesidades para que pueda vivir en las mejores condiciones posibles. 

    Una de las primeras cosas que hay que hacer es asegurarnos de que nuestro clima y condiciones ambientales se asemeje a su hábitat natural. O lo que es lo mismo, tener un clima caluroso y un terreno semiárido punta 

    Debido a la expansión de las ciudades estás tortugas han perdido una gran parte de su hábitat natural, la mayoría de las que sobreviven hoy en día son mascotas. En la actualidad, esta especie ha sido categorizada como especie en peligro de extinción y está protegida debido a la reducción de la drástica de sus poblaciones. 

    Este tipo de tortugas necesitan un espacio amplio, esto se debe a que aunque cuando estas tortugas son pequeñas y caben en la mano, después crecen y acaban necesitando  una gran cantidad de espacio para moverse. 

    Si dispones de un jardín o una gran terraza, colocar su terrario aquí durante los meses más calurosos. Con esto conseguimos que la tortuga pueda disfrutar de las temperaturas que caracterizan su habitat. Recomendamos que el terrario sea alargado para que pueda caminar más distancia y pueda pasear mejor. 

    Para ir acabando, queremos decirte que la salud de la tortuga leopardo mejora si puede dar paseos al sol tranquilamente, si la vas a tener interiores necesitarás disponer de luz artificial que le permita fijar el calcio para seguir manteniendo su caparazón en buen estado. 

    Alimentación de la tortuga leopardo 

    Como ya hemos dicho este animal es herbívoro, normalmente se alimenta los de vegetales que componen los pastizales y los matorrales, para poder mantener gran cuerpo es necesario que se alimente de hierbas, hojas, y vayas. Todo esto para llevar una dieta rica en fibra vegetal.

    Reproducción y conservación las tortugas leopardo llegan a la madurez sexual más o menos a los 10 años de edad, cada hembra es capaz de poner hasta 18 huevos en cada puesta. 

    Tras el apareamiento forman un nido en el suelo, esto lo hacen cavando un agujero poco profundo. En este agujero posteriormente entierran los huevos para protegerlos de los posibles depredadores hambrientos. 

    Depredadores 

    Gracias a su gran tamaño las tortugas leopardo no tienen muchos depredadores naturales dentro de sus hábitats africanos. Esto se debe a que la mayoría no pueden penetrar su gran caparazón. 

    El principal problema de este animal es que los humanos con su principal depredador aunque a veces también han sufrido ataques me gatos y perros salvajes. 

    Esperamos que este artículo te haya ayudado a conocer un poco mejor a las tortugas leopardo, quieres saber más información sobre alguna otra especie pásate por nuestra sección donde hablamos sobre cada tipo de tortuga terrestre.

    Por último, si tienes una tortuga mediterranea y quieres darle los mejores cuidados no te olvides de pasarte por nuestra tienda. Seguro que encuentras productos que mejorarán la calidad de vida de tu tortuga.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *