Tortuga sulcata cuidados (Geochelone sulcata)

    tortuga sulcata

    La tortuga sulcata (Geochelone sulcata), también conocida como tortuga de espuela africana, es una de las especies de tortugas más grandes del mundo y está considerada como una tortuga gigante. Tiene un caparazón marrón a amarillo y una piel muy gruesa de color marrón amarillento, junto con escamas puntiagudas – o espolones – en sus patas. Su hábitat natural está en las regiones áridas y semiáridas de África, estas tortugas pueden adaptarse a diversas condiciones de vida, lo que es una de las razones por las que se han hecho populares como mascotas. Sin embargo, no son las mascotas ideales para todo el mundo debido a su larga vida y a sus necesidades de cuidados específicos. Pero si se les mantiene felices y saludables, pueden ser muy divertidas, curiosas y amigables compañeras. Aquí te contaremos particularidades sobre estas tortugas demás de decirte cuales son los cuidados de las tortugas sulcatas.

    Tortuga Sulcata

    NOMBRE COMÚN: Tortuga Sulcata

    Nombre científicoGeochelone sulcata

    TAMAÑO DE UN EJEMPLAR ADULTO: 60 a 76 cm de largo, pesando 36 a 50 kg

    Esperanza de vida: 70 años o más

    Cuidados de la tortuga sulcata

    A continuación te vamos a explicar cuales son los cuidados más importantes de las tortugas sulcata así que si estás pensando en comprarte una o ya la tienes lee estos puntos con mucha atención.

    Comportamiento y Temperamento de la Tortuga Sulcata

    Las tortugas Sulcata son tranquilas como todas las demás tortugas terrestres, y son grandes y lentas. También tienden a ser criaturas curiosas, pueden atascarse fácilmente en espacios que son demasiado pequeños para ellas, así como voltearse y ser incapaces de enderezarse. Como mascotas, estas tortugas son generalmente agradables y dóciles. Rara vez son agresivas o territoriales. Pero aún así no deben ser cogidas regularmente, especialmente cuando son más jóvenes y más frágiles.1 El contacto excesivo puede estresar a una tortuga y llevarla a problemas de salud o incluso a una muerte prematura.

    Alojando a la tortuga Sulcata

    El acceso a un amplio recinto exterior es ideal para estas grandes tortugas. Necesitan una valla robusta de alrededor de 2 pies de altura. Y debido a que excavan bastante bien, la valla debe extenderse bajo tierra al menos un pie en un recinto al aire libre. Un refugio en forma de caseta para perros o un pequeño cobertizo es una buena idea para proporcionar protección contra los elementos. Y un revolcón de lodo puede ser incluido para que su tortuga se remoje y defeque en él.

    Alojar tortugas sulcata adultas en el interior de una casa puede ser poco práctico debido a su tamaño. Pero tendrás que proporcionarles un espacio cálido si vives en un clima más frío. Un cobertizo calefaccionado o un invernadero donde puedan vivir cuando hace frío afuera puede ser una opción adecuada. Si decides meter una sulcata adulta en el interior de tu casa, es probable que tengas que dedicarle una habitación.

    Temperatura necesaria para los cuidados de la tortuga sulcata

    Tortugas de Sulcata necesitan temperaturas calientes para mantenerse sanas y activas. Pueden manejar temperaturas exteriores de 38 grados o más, siempre y cuando tengan acceso a un lugar sombreado donde puedan ir si necesitan refrescarse. Si la temperatura nocturna cae por debajo de los 10 grados Fahrenheit, necesitarán algo de calor suplementario.

    Mantenga las temperaturas diurnas en una habitación, invernadero o cobertizo donde reside su tortuga a unos 27 – 32 grados con una lámpara de sol a unos 35 grados Fahrenheit. Por la noche, las temperaturas entre 15 y 26 grados Fahrenheit son típicamente buenas. No deje que el recinto se enfríe demasiado, o su tortuga podría dejar de comer y ser más susceptible a las enfermedades.

    Cantidad de luz necesaria

    Las tortugas alojadas en un recinto exterior no necesitan ninguna luz especial más allá del sol. Pero cuando se alojan en el interior, una luz UVA y luz UVB es necesaria para su tortuga sulcata porque no recibirá luz solar regular sin filtrar. La luz ayudará a su tortuga a desarrollar huesos fuertes, evitar enfermedades y mantenerse saludable. Asegúrese de colocar la luz lo suficientemente cerca de su tortuga para que reciba los beneficios, siguiendo las instrucciones del producto.

    Humedad para los cuidados de la tortuga sulcata

    Las tortugas de Sulcata prefieren un nivel de humedad de alrededor del 40 al 55 por ciento. Si necesitas aumentar la humedad, rocía ligeramente el recinto de la tortuga una o dos veces al día. Esta es la mejor manera de alojar a tu tortuga en el interior.

    Alimentos y Agua para los cuidados de la tortuga sulcata

    Las tortugas Sulcata son tortugas herbívoras, que pastan y necesitan una dieta alta en fibra y calcio y baja en proteínas. Esto puede ser proporcionado por la alimentación de una variedad de pastos y henos (que comprende al menos el 75 por ciento de su dieta), junto con algunas hierbas y flores comestibles, tales como dientes de león, trébol, escarola y cactus. Pequeñas cantidades de otras verduras de hoja verde también están bien. Pero evita los alimentos ricos en oxalatos, como espinacas, mostaza y hojas de remolacha, col rizada, brócoli y coliflor.

    Tu tortuga mordisqueará los pastos y las malas hierbas de su entorno durante todo el día, y deberías ofrecer una ensalada de otras verduras de hoja y vegetales cada uno o dos días. Consulte con su veterinario para asegurarse de que está ofreciendo la variedad y cantidad adecuada, ya que esto depende en gran medida de la edad, el tamaño y la salud.

    Muchos propietarios complementan las verduras con suplemento de calcio (polvo de calcio) y vitamina D3 una o dos veces a la semana (o según las instrucciones). No alimente con frutas, proteínas animales o alimentos para tortugas peletizadas de la tienda de mascotas a menos que se lo indique su veterinario. Las tortugas obtienen la mayor parte de su hidratación de sus alimentos, pero también debe incluir un plato de agua poco profunda en su recinto que se refresque diariamente.

    Problemas Comunes de Salud y Comportamiento

    Como muchos reptiles, las tortugas sulfatadas son propensas a infecciones respiratorias, especialmente si se mantienen en ambientes demasiado húmedos. Y como otras tortugas, la putrefacción del caparazón es un problema común. Esto suele ser causado por una infección por hongos que conduce a un caparazón escamoso y seco. 

    La enfermedad de los huesos metabólicos es otra seria dolencia entre las tortugas y otros reptiles. Cuando la proporción de fósforo y calcio del animal está desequilibrada, puede conducir al ablandamiento y debilitamiento de sus huesos. Esta enfermedad puede causar deformidades y eventualmente la muerte si no se trata adecuadamente.

    Todas estas condiciones son tratables por un veterinario especializado en reptiles, si se detectan a tiempo. No intente tratar a su tortuga con remedios caseros a menos que se lo recomiende su veterinario.

    Elegir tu tortuga Sulcata

    Conseguir una tortuga sulcata de un criador de renombre que pueda contarte su historial de salud es crucial. Este es un animal que aparentemente tendrá por mucho tiempo, así que querrá empezar con un pie sano. Espere pagar entre 50 y 200 euros de media por una tortuga sulcata joven.

    Busca una tortuga con ojos claros y un caparazón liso. Y si es posible, pídele que la vea comer. Una tortuga sulcata saludable es una comedora voraz; si no está tomando comida, esto podría ser un signo de enfermedad. Muchas tortugas sulcata son desafortunadamente reubicadas. Así que necesitarás tener un plan para que alguien cuide de tu tortuga si no puedes hacerlo más.

    Por último, si tienes una tortuga mediterranea y quieres darle los mejores cuidados no te olvides de pasarte por nuestra tienda. Seguro que encuentras productos que mejorarán la calidad de vida de tu tortuga.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *